• Mauricio Ibañez

TUS ZAPATOS COMO LOS MÍOS

Desde pequeños nos enseñan que la vida es un camino que construyes, que recorres y disfrutas, dependiendo del equipaje que decides cargar. En ese equipaje llevas tus creencias, experiencias que atesoras, tu cultura, las enseñanzas que tu familia ha inculcado en ti, las personas que te hacen crecer, y un sinnúmero de emociones que te permiten construir relaciones que perduran y trascienden los límites del tiempo y los afanes del día a día.


Los seres humanos respondemos a la necesidad de sentirnos protegidos, de formar parte de una iniciativa, de confiar y de reconocer que existen personas que se preocupan por tu bienestar y por brindarte experiencias positivas. En el ejercicio de mis labores, me encuentro con personas que viven envueltos en el ritmo de un mundo globalizado, en donde el orden “lógico” de las prioridades ha cambiado, la tecnología cobra más y más fuerza, y los valores en algunas circunstancias pasan a un segundo plano.


Frente a este panorama, se necesita alguien que se detenga, piense y actúe. Que potencialice sus acciones a través de sus valores. Que sea capaz de demostrar que trabajar con una empresa arraigada al buen actuar, es la verdadera garantía de operaciones exitosas, sólidamente fundadas en una formación integral que no sólo permite que te pongas en los zapatos de los demás sin importar las diferencias de “tallas” o intereses, sino que te invitan a que los compartas y a hacer del camino, el escenario perfecto para empoderar equipos y perseverar hasta encontrar soluciones eficientes.


Ofrecer un servicio basado en principios fundamentales se trata de entender que nuestros clientes necesitan que les brindemos tranquilidad; que no solo por ley colombiana somos una agencia marítima solidariamente responsable, sino que más allá del beneficio económico que los negocios generan, nos importa el sentir de los que nos apoyan. Por esto, he procurado ser coherente al momento de establecer compromisos con nuestros clientes, ya sea de información o de seguimiento cercano a las operaciones, y realizar el debido acompañamiento hasta lograr completa satisfacción. La verdadera clave del éxito está en trabajar con la convicción de que las buenas prácticas son el camino ideal para los zapatos compartidos.


Las relaciones se construyen sobre la base de los valores, el respeto, la confianza y la capacidad de demostrar que se puede trabajar de la mano. Es importante recordarles a los que nos rodean, que ser leales y apasionados nos hace diferentes; que el liderazgo y la armonía generan cambios positivos, y que contar con un aliado como LBH Colombia, es convertir las rutinas en espacios dinámicos, en donde la comunicación abierta, suficiente y oportuna se vuelve sostenible y transparente.

-Così Fan Tutte.

Autor:

Jenny Zamora Marrugo


74 views

© Copyright 2019 LBH Colombia S.A.S. All Rights Reserved

FOLLOW US

  • Instagram
25 años.png